AHÍ DETRÁS

26 agosto, 2018

1535275795870     Detrás de esa puerta que se cierra de frente, cara a cara, ante la intimidad de un deseo ahogado desde quién sabe qué tiempo hará, ahí detrás, donde cualquier pose se deja caer enredándose en unas sábanas por desarmar y unas  emociones soñadas que  siempre terminan llegando, ahí detrás es donde aquel suspiro que lanzaste al vacío, medio recortado, casi dormida yo, mientras trataba de contar las veces que no fue posible encontrarte a pesar de haber andorreado por los recovecos de tus entrañas y los dobleces de unas razones que  no parecían reales, ahí detrás es donde te voy a emplazar para que dejes caer tu máscara de olvido y recortes tus palabras mientras muy bajito pronuncias una jaculatoria que yo inventaré para ti después de haber jugado al escondite con el deseo, ahí detrás tararearemos cualquier coplilla de esas que uno va entonando en el coche mientras recorre a oscuras esas carreteras que no se hicieron para el olvido, ahí detrás Dios nos enseñará, como tantas veces, que no hay que dejar que la prisa  acorrale al perdón ni  la pausa nos agazape en la desidia recordando  aún sin querer recordar, ahí detrás, donde la belleza se vuelve casi imperfecta cuando las gargantas no aciertan a pronunciar más que la palabra justa aunque ésta, tantas veces, no sea la más oportuna, ahí detrás, donde las cerraduras abandonan su llave sin apenas girarla una vuelta, otras, dejando la puerta entreabierta y los brazos encogidos ante un momento que no sucumbe a nada más que a la lentitud de las manecillas de un tardío reloj, despacio, muy despacio entre unos cuerpos que sólo quieren descansar al abrigo del silencio y al amparo de un fugaz te quiero.

         Ahí detrás es donde soy capaz de esperar aunque no tenga la certeza de que vayas a venir…

                                                              .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

                           ¿Quién eres tú, dulce luz que me llena e ilumina la oscuridad de mi corazón?

                                                                                                     De un poema de Edith Stein

Anuncios